jueves, 16 de febrero de 2012

Chocolate Layer Cake

¡Mi primera layer cake!! Hacía tiempo que tenía ganas de hacer una de estas tartas tan altas y bellas!! Al fin tuve la ocasión perfecta y aquí os la traigo!


Esta receta la cogí de El Rincón de Bea, y sí, lo sé, no ha quedado tan bonita como la de ella ni tan perfecta... pero es mi primera!!


No pude resistirme a hacerle una foto así, tan blanquitaaaaa...


Ingredientes:
- 230g de chocolate de cobertura
- 170g de mantequilla sin sal
- 350g de azúcar moreno
- 3 huevos XL
- 370g de harina
- 1 y 1/2 cucharaditas de levadura
- 1 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico
- 1/2 cucharadita de sal
- 500ml de leche a temperatura ambiente
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para la cobertura y relleno:
- 600gr de nata para montar bien fría (con la mayor cantidad de MG posible)
- 100g de queso Philadelphia
- 150g de azúcar glass

Preparación:
Precalentar el horno a 175ºC.
Engrasar con aceite o con spray especial 3 moldes desmoldables de 18 cm. y prepararlos con papel de hornear en la base.
Al baño maría, sin que llegue a hervir el agua, derretir el chocolate y reservar hasta que enfríe. Tamizar la harina, levadura, bicarbonato sódico, sal y reservar. Montar las claras a punto de nieve y reservar. Batir las yemas durante unos minutos hasta que espumen y reservar. Mezclar la leche junto con el extracto de vainilla y reservar. Batir con la pala la mantequilla y el azúcar hasta que consigamos una mezcla que haya blanqueado y quede esponjosa. Añadir las yemas batidas. Incorporar a ésta mezcla el chocolate derretido y que habremos esperado a que se enfríe. Batir hasta que esté integrado. Añadir un tercio de la harina y batir justo hasta que se haya incorporado. Agregar un tercio de la leche con la vainilla. Continuar alternando con la harina hasta que hayamos terminado y no batir más de lo necesario. Incorporar suavemente a mano con una espátula de silicona las claras montadas a punto de nieve. No batir ésta mezcla, sino mezclar, puesto que se nos bajarán.
Repartir esta masa uniformemente entre los moldes que teníamos preparados. Es muy importante que los tres moldes tengan exactamente la misma cantidad de masa. Hornear durante unos 25-30 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga totalmente seco.
Dejar enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos. Pasado este tiempo, los desmoldaremos, les daremos la vuelta, y los dejaremos enfríar totalmente sobre una rejilla.
Para hacer la crema de la cobertura y relleno debemos montar la nata con el azúcar y reservar. Hay que tener cuidado de no pasarnos para que se nos haga mantequilla porque todavía nos queda añadir el queso. Añadir el queso y batir un par de minutos, sin pasarnos y hasta que esté justo integrado. El queso ayudará a estabilizar la nata.

3 comentarios: